En el rocío de las pequeñas cosas, el corazón encuentra su mañana y toma su frescura.(Khalil Gibran)

Nos desplazamos a la calle Fomento, en el corazón céntrico de Madrid con un reto apasionante: ¿Cómo podemos diseñar un proyecto fresco y espontáneo pero que a la vez sea muy armónico?

Lo primero que hicimos fue mirar hacia abajo. Incorporamos colores y textiles geométricos en paredes y suelos para construir la base desde la frescura. Una vez terminada esa fase incorporamos piezas de mobiliario muy versátiles, que dieron la pincelada final al ambiente que ya estaba allí.

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked