Llega el frío y con él la necesidad de mantener nuestra casa caliente. Echemos un vistazo a los sistemas de calefacción posibles en interiores y cómo afecta esto a la eficiencia energética.

Hay muchos tipos de sistemas de calefacción, cada uno indicado según el tipo de casa o el clima. En la ciudad el gas natural es el sistema mas extendido, eficiente y no muy costoso. En cuanto a la estética, los radiadores de gas natural no son muy lucidos, pero se pueden ocultar con facilidad, ya que no hay problema al taparlos, algo que no sucede con los radiadores eléctricos, que no son muy atractivos visualmente y además son difíciles de ocultar.

En términos estéticos, así como de eficiencia energética, la reina de la calefacción es la chimenea. Desde un tiempo a esta parte, cada vez más hogares se están apuntando a la tendencia de poner a trabajar la chimenea. En las casas del centro de las ciudades, si éstas son antiguas, no es difícil volver a poner operativa la chimenea que hace poco mas de cincuenta años aún funcionaba. Si este no es el caso, con una pequeña obra se puede instalar una salida de humos.

En cuanto a la seguridad, recomendamos que la chimenea sea cerrada, para evitar accidentes. El inconveniente en este caso es que no se deben dejar encendidas cuando la casa está vacía.

Existen numerosos modelos de estufas para tu hogar, que van desde los modelos mas clásicos, hasta opciones más vanguardistas. Lo que tienen en común es que proporcionarán un plus de calidez a tu vivienda. Hay estufas para todos los estilos, desde la clásica estufa vintage que puedes encontrar y adaptar en un mercado de antigüedades hasta chimeneas de diseño que convertirán tu salón en un espacio vanguardista sin renunciar a la calidez. Una estufa puede completar a la perfección tu estancia más chic o aportar un punto de elegancia.

Fuente

El almacenamiento del combustible no tiene por qué ser un problema. La leña o las soluciones que existen para almacenarla también pueden ser muy decorativas y hay servicios que la llevan a domicilio.

Otra opción muy ecológica es la estufa de pellets. Los pellets son un tipo de combustible hecho a partir de desechos de madera y que no emiten CO2 al ser quemados. Estas estufas son muy eficientes fáciles de instalar en una casa moderna. Es un sistema limpio y económico, que también permite pasar horas en casa mirando el fuego.

Una casa bien aclimatada es fundamental para el bienestar, y si además puedes optimizar los recursos energéticos y utilizar un sistema ecológico, mecho mejor, el planeta lo agradecerá.

Si estás pensando en renovar los sistemas de calefacción de tu residencia, nuestros interioristas pueden asesorarte para calentar tu casa de la manera mas eficiente posible y como no, para un resultado estético y acogedor.

¿Qué hay mejor que una cena con un buen vino al pie de la estufa? Un buen fuego y buena compañía es lo mas reconfortante que hay.

 

 

 

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked