El cuarto de baño es una estancia más importante de lo que se piensa. Es un lugar de intimidad en el que nos desperezamos por la mañana antes de desayunar y en el que nos lavamos los dientes antes de ir a dormir por la noche. De un tiempo a esta parte, el baño, ese gran tabú ha ido cogiendo cada vez más importancia en interiorismo. Una casa debe estar adaptada a tu forma de vida, y qué mejor que dedicar tiempo a cuidarnos en una estancia amplia, luminosa y cómoda.

El baño importa y mucho.

Foto: Pieza de Cerasa

Luminosidad y visibilidad

La iluminación es el elemento más importante a la hora de definir un espacio. No se nota, pero está ahí, y es el responsable de crear un espacio agradable u hostil. En un cuarto de baño la luminosidad es fundamental a la hora de llevar a cabo algunas tareas de higiene tales como el maquillaje o el afeitado. La luz natural es siempre la mejor opción (no nos cansaremos de decirlo), pero también necesitaremos contar con una iluminación adecuada para la noche.

Las ventanas, además de dejar pasar la luz natural tienen la función de ventilación, por lo que sí, busca un lugar en el que puedas tener una buena ventana. No hay nada mejor que una buena vista mientras te das un relajante baño. En cuanto a la luz artificial, deberemos asegurarnos de buscar una iluminación general de suficiente intensidad, y luego una luz puntual cerca del espejo.

Foto: Pieza de Royo

Un toque de color

El color blanco suele ser el protagonista de esta estancia entre otras razones, por ser el color que mejor refleja la luz, pero siempre puedes aprovechar los elementos del mobiliario para añadir un toque de color que aporte a tanta blancura un punto diferente.

También puedes seguir la regla de los tres colores para conseguir un efecto equilibrado y sofisticado.

Foto: Pieza de Avila2

Todo bien guardadito

Solemos utilizar numerosos productos para nuestra y cuidados: jabones, champús, desodorantes, cremas, toallas y un largo etcétera de artilugios que es necesario que estén ordenados y accesibles. Normalmente el cuarto de baño suele ser de las estancias más pequeñas de la casa. Tanto si este es tu caso como si no lo es, el almacenaje es una de las claves para que el cuarto de baño esté ordenado o no, y por tanto para habitar una estancia agradable o no.

Los elementos de almacenaje tendrán bastante protagonismo en la estancia serán uno de los elementos que definan el estilo de nuestro cuarto de baño. Minimalista, colorista, vanguardista o vintage, los armarios y estanterías deben ser elegidos cuidadosamente.

Foto: Pieza de Unibaño

Ante todo, originalidad

Los tiempos han cambiado y el cuarto de baño ya no es ese espacio que ha de estar escondido y al que no debemos dar importancia. El cuarto de baño debe ser un lugar en el que nos sintamos cómodos, y por eso podemos y debemos lanzarnos a darle este toque de originalidad que haga de nuestro cuarto de baño un lugar original y con personalidad. Al fin y al cabo casi todos nuestros invitados suelen hacer al menos una visita al aseo. En nuestro showroom pueden encontrar interesantes ideas para crear una estancia única y llena de estilo.

Cada persona es un mundo, y en cuestiones de interiorismo las preferencias personales de los clientes son lo más importante desde el inicio hasta el final del proyecto. Es lo que lo define, ni más ni menos.

Foto: Ejemplo de un proyecto de nuestros interioristas

En nuestros proyectos procuramos conjugar las necesidades y gustos del cliente con las últimas tendencias en arquitectura de interiores para conseguir un resultado elegante, práctico y profesional.

¿Te gustaría contarnos cómo es el baño de tus sueños? ¡Contacta con nosotros!

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked