“De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo… Sólo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria”. Jorge Luis Borges.

Leer es una actividad relajante que realizamos de manera individual. Muchas veces solemos improvisar el lugar en el que nos ponemos a leer. Tener nuestro propio rincón invita a la lectura, un espacio acogedor a nuestra medida en el que sentarse a pasar largas horas disfrutando de un buen libro. Prueba a crear un lugar específico para esta actividad y verás como la lectura se convierte en un delicioso hábito.

“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”. Miguel de Cervantes.

Para crear este lugar mágico no se necesita mucho espacio, con unos dos metros cuadrados es suficiente. Un sofá o butaca, una lámpara, una mesita y una ventana son los elementos fundamentales para crear este pequeño remanso de paz y tranquilidad en tu hogar. Para estos días de otoño, y de cara al invierno, no hay mejor plan que refugiarnos en este lugar armados de un buen libro y, por supuesto, una cálida mantita.

FUENTE

¡Qué mejor lugar para la lectura que un espacio rodeado de libros! Puedes instalarte al lado de una estantería o colocar una especialmente con tus títulos preferidos.

Este rincón ha de ser un espacio dedicado a la imaginación, un lugar acogedor. Puede ser muy agradable que levantemos los ojos y nos ofrezca un bonito paisaje. Como esto no siempre es posible, una buena alternativa es colocar un cuadro o una foto en gran formato o también revestir la pared con un papel pintado que nos alegre la vista.

FUENTE

La luz natural siempre se agradece y más a la hora de leer, nuestros ojos lo saben bien. En caso de que seamos de los que nos gusta leer hasta altas horas de la noche, necesitaremos una lámpara. Ya hemos visto en otros artículos la importancia de una lámpara. Como elemento clave de la decoración del hogar, puede funcionar un detalle decorativo central. Así que deja volar tu imaginación para darle a tu rincón ese toque especial.

El asiento en el que nos vamos a acomodar para leer es un elemento decisivo: debe ser confortable y amoldarse a nuestras preferencias. Hay quien prefiere leer sentado, recostado o tumbado, lo importante es que estemos cómodos, ya que vamos a pasar largos ratos en la misma postura, por lo que aquí hemos de pensar en una butaca o en un sofá, e incluso crear un espacio tipo lounge en el que podamos adoptar diferentes posturas. Al lado de nuestra butaca preferida conviene tener una mesita auxiliar para dejar el libro, un vaso de agua o una taza de café o té.

imagen-4

FUENTE

Estos consejos valen igual para un libro de los de toda la vida o un dispositivo electrónico.  Estos son los elementos clave para crear un lugar en el que desconectar y disfrutar de un agradable rato de lectura y relax. Para elegir los elementos que mejor encajan en tu casa puedes dejarte asesorar por nuestros especialistas en interiorismo: te ayudarán a dar con el ambiente perfecto en el que relajarte acompañado de un buen libro.

imagen-5

FUENTE: Kettal

Querido lector, ¿cuáles son tus recomendaciones para crear ese rincón de lectura perfecto?

 

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked