Moderna y vintage a la vez, la baldosa hidráulica ha resurgido en los últimos años, y desde hace algunos años cada vez se ve más en viviendas nuevas y restaurantes o cafeterías por sus diseños de aspecto retro y su funcionalidad.
El concepto es “alfombra de cemento”, un adoquinado con imaginativos diseños geométricos que recuerdan a los de una alfombra. Da buen resultado tanto en interior como en exteriores. Además es fácilmente lavable y sus numerosos diseños decoran cualquier estancia con estilo y calidez.


Fuente

La baldosa hidráulica tiene su origen en Francia a mediados del siglo XIX. Alcanzó su popularidad durante la Exposición Internacional de 1867 cuando se presentó como un tipo de baldosa que no requería cocción, sino que se consolidaba mediante prensas, lo que suponía un importante avance técnico. Pocos años después llegó a España, en pleno auge del modernismo, cuando empezaron a utilizarlas arquitectos como Domenech i Montaner, Puig i Cadafalch o Gaudí. este último solamente realizó un diseño, que es el que aún hoy se puede ver en las aceras del Paseo de Gracia de Barcelona.

Pavimento hidráulico diseñado por Gaudí y colocado en el Paseo de Gracia de Barcelona.

Fuente

La baldosa hidráulica fue muy popular por ser moderno, vistoso y barato hasta los años 70, cuando se dejó de utilizar por empezar a aparecer en el mercado otro tipo de materiales más funcionales y de menor costo.
Este tipo de adoquinado se ha utilizado principalmente en Francia, Bélgica, España, Portugal e Italia. La coincidencia de la expansión de la baldosa hidráulica con el boom del art nouveau explica esos diseños vegetales tan orgánicos y que tanto están atrayendo a diseñadores e interioristas hoy en día.
El proceso de fabricación de esta baldosa es artesanal, mezclando polvo de mármol blanco, cemento blanco, arena y pigmentos. Esta mezcla se fija y enfría con agua y de ahí su nombre, o mas bien apellido, hidráulica. Se fabrican pieza a pieza con la ayuda de un molde que ayuda a separar los colores y a formar así sus atractivos dibujos.

Fuente

En la actualidad aún existen talleres familiares que la fabrican de manera artesanal siguiendo la técnica tradicional, pero debido a la popularidad que ha alcanzado su uso, esta técnica se ha modernizado e industrializado, y se produce en serie o se imita el acabado con otro tipo de técnicas.
En la actualidad la baldosa hidráulica se usa tanto en suelos como en paredes para dar con un estilo vintage renovado. Se usa mucho también en ambientes industriales o de estilo nórdico, por no decir que la baldosa hidráulica es la estrella de todo interior hipster que se precie.
Monocroma o multicolor lo que sí que no conviene es acompañarla de una decoración muy recargada o colorida en el resto de la estancia, ya que si usamos una baldosa con diseños muy elaborados, será el pavimento el que tenga la mayor carga decorativa, por lo que se recomienda utilizar en espacio tirando a minimalistas. Precisamente esta es la razón por la que está tan extendida en los estilos industrial y vintage renovado, por añadir un toque de color y diseño a un ambiente sobrio por definición.

Fuente

Los profesionales de GM Proyecto Living te pueden ayudar a encontrar la baldosa perfecta para el proyecto que tienes en mente.
¿Te animas a renovar tu suelo con estos bonitos adoquines?

contacta GM

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked