El dormitorio es la estancia en la pasamos más horas al día. Si todo va bien, ocho para ser exactos. Es importante que cuidemos este espacio que debe aportarnos calma y favorecer el descanso, que sea un lugar en el que nos sintamos cómodos.

De todas las estancias de la casa, es el dormitorio la que es más personal. Es un lugar de descanso, y también de privacidad, una estancia de la casa muy especial que debemos tratar con especial mimo.

Fuente

Sencillo pero cálido

Un dormitorio agradable no ha de tener una decoración muy recargada, si no mas bien sobria, y si colgamos imágenes de las paredes lo mejor es que transmitan calma y que nos relajen.

El dormitorio es un lugar muy indicado para colocar papeles pintados, ya que además de los textiles en mantas, alfombras y cortinas, aportarán un ambiente de calidez y hacen tu espacio más acogedor. Cojines y mantas adicionales proporcionan un plus de confort. Una alfombra grande o una pequeña a los pies de la cama es el toque perfecto para huir del frío.

Fuente

Elige colores neutros, suaves o tonos pastel que transmitan paz y tranquilidad. Una estancia en colores muy chillones no invita precisamente al descanso. Tonos tierra, grises o azules son ideales para un dormitorio, además del blanco, que aporta luminosidad y sensación de espacio.

Fuente

Una buena cama es fundamental para un buen descanso

La cama será el elemento central de tu dormitorio. Es importante una buena elección tanto de la estructura como del somier y el colchón. Por comodidad, es mejor que la estructura no sea demasiado baja. El cabecero es importante para aislar la cama de las bajas temperaturas que puede coger la pared: elige uno tapizado o de madera para darle un aspecto más cozy a tu habitación.

Fuente

Una mesa auxiliar es fundamental para tener todo a mano, un vaso de agua, nuestro libro de cabecera y un despertador.

La luz, que sea regulable

En cuanto a la iluminación, como siempre intentaremos aprovechar la luz natural en la medida de lo posible. Es importante en un dormitorio poder regularla con cortinas o con estores para poder oscurecer la estancia los días que no nos apetezca madrugar, y poder disfrutar de los primeros rayos de sol por las mañanas en otros momentos. Una buena ventana en el dormitorio es aquella que calienta de día, aísla de los ruidos y del frío por la noche y permite ventilar correctamente la estancia.

Por las noches necesitaremos iluminación general y un punto de luz auxiliar al lado de la cama que nos de un poco de luz cuando la necesitemos.

Mantener el orden ayuda a mantener la calma

Tanto si tienes una habitación grande con vestidor como una pequeña, los armarios y cajones son un elemento clave para poder mantener la estancia ordenada. Esto proporciona amplitud visual y armonía interna que nos ayudará a descansar.

Elige un buen armario y aprovecha el espacio debajo de tu cama con cajas o cajones para almacenar. También puedes usar un espejo que bien posicionado ayudará a dar sensación de profundidad.

Por último, es importante que haya una circulación fácil en la estancia que aporta amplitud visual y puede prevenir algún accidente nocturno ;)

Como hemos dicho, el dormitorio es la estancia más personal de la casa y para conseguir un espacio de descanso impecable, personal y exclusivo puedes pedir ayuda a nuestros profesionales del interiorismo.

¿Cuáles son vuestros detalles imprescindibles en el dormitorio?

contacta GM

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked