Añaden vida a una estancia y la modelan a nuestro gusto. Hay pocos elementos tan definitivos en una casa y tan poco atendidos como el estor. Discretos protagonistas, los estores son los responsables de tamizar la luz natural que entra en una estancia. Algo que puede parecer baladí pero no lo es en absoluto. La luz es la protagonista de todos los espacios, sin ella no serían habitables y la iluminación natural es la mejor amiga de un espacio acogedor y amable.

  Foto: Proyecto de salón realizado por GM

La luz que llena una estancia es la responsable de su significado, de la lectura del espacio y muchas veces de la configuración del mismo. El hombre ha aprendido a manejarla a su antojo, a bloquear su entrada cuando no es necesaria y a regularla, precisamente para dar significado al espacio. Con un estor, además, podremos controlar la entrada del calor en los meses de verano.

Con diferentes tejidos, texturas o estampados, los estores son fundamentales  donde entra la luz natural a raudales. La elección del tejido es clave a la hora de regular la luminosidad y de suavizar la luz del sol. Existen diferentes grados de opacidad para este fin. También ofrecen la posibilidad de oscurecer completamente la estancia en algunas ocasiones: para disfrutar de una tarde de cine, o simplemente para descansar. Desde la mirada del otro preservan nuestra intimidad de manera discreta.

No solo eso. Los estores son un lienzo en el que depositar la creatividad. Pueden funcionar casi como un cuadro más, que además son atravesados por la luz y proyectan caprichosas sombras que van cambiando durante todo el día.

Foto: Estor de Pepa Pastor

Estas finas cortinas enrollables visten las estancias a nuestro gusto, ahorran espacio en zonas pequeñas y aportan elegancia y sencillez en grandes salones o comedores. También se pueden utilizar para crear un trampantojo en espacios pequeños o para dividir visualmente espacios, ya que actuarán como una barrera y también compartimentarán la entrada de luz también en interiores.

Para escoger el estor adecuado, debemos tener en cuenta la orientación de las ventanas, la cantidad de luz que queremos dejar pasar y el estilo decorativo que estamos buscando. Desde minimalista con grandes superficies blancas hasta vintage con estampados geométricos. Podemos confeccionar un estor coordinando los colores con una tapicería y conseguiremos un efecto sorprendente.

Foto: Estor de Gradilux

Lo cierto es que los estores son la opción cada vez más frecuente a la hora de regular la luz en los hogares. Ya sea por su funcionalidad o por su valor estético, su uso está cada vez más generalizado en los interiores más modernos.

Foto: Proyecto de GM

En GM queremos ofrecer la mejor calidad de materiales, además de una confección con acabados impecables, sin olvidarnos de un diseño excepcional. Para ello contamos con los mejores fabricantes entre nuestros proveedores, y a la hora de utilizarlos en nuestros proyectos realizamos un estudio previo de las necesidades específicas de cada cliente.

Si necesitas orientación para tu proyecto de iluminación de una estancia, no dudes en contactar con nuestros interioristas. Ellos sabrán orientarte según tus necesidades y preferencias o las de tu cliente.

Nunca imaginaste que los estores serían tan útiles.

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked