Todo lo que nos rodea es energía y para conseguir que ésta fluya correctamente por el espacio que habitamos debemos seguir unas ciertas pautas. Nuestra casa es un reflejo fiel de lo que somos y si no hay armonía en nuestra casa, no la habrá en nuestra vida.

El feng shui es un antiguo sistema filosófico chino que nos ayuda a ocupar los espacios de manera consciente y armónica, lo que supone una influencia energética positiva en las personas que habitan estos espacios.

feng-shui-1

FUENTE

La energía vital que nos rodea es el chi, cuyo flujo se ve modificado por la forma y disposición del espacio, los puntos cardinales y los cambios temporales. Si el chi fluye, todo va bien, pero si se estanca, nos restará vitalidad y equilibrio. Y si fluye demasiado rápido nos acelera y desconcentra. El feng shui se ocupa de aprovechar esta energía para crear armonía en todas las cosas, no solo en los espacios que habitamos y trabajamos, sino también en las montañas y los ríos y todo lo que forma parte de nuestro entorno.

Limpiar y ordenar

El primer paso que debemos seguir para que nuestra casa se beneficie de un flujo correcto de energía es limpiarla: los trastos que no utilizamos y la suciedad hacen que la energía no fluya.

Cada objeto se debe almacenar en la estancia donde se vaya a usar: las mantas y sábanas en el dormitorio, la toallas en el baño, etc.

Darle la bienvenida al chi

El recibidor se trata de una parte de la casa a la que debemos prestar especial atención, es la puerta de entrada del chi, nos debe dar la bienvenida. Ha de estar bien iluminado, ya que la luz ayuda a que el chi permanezca activo. Evita poner un espejo frente a la puerta ya que haría que el chi se refleje y abandone la casa.

A partir de aquí debemos dejar que la energía fluya de manera ondulante, los pasillos rectos hacen que la energía se acelere convirtiéndose en perjudicial. Podemos colocar una alfombra para frenarla.

feng-shui-2

FUENTE

Cada cosa en su sitio

Esto es así en cuanto al orden, y también en cuanto a los usos de cada estancia. El dormitorio, como lugar de descanso debe transmitir serenidad. La cama será el punto dominante de la habitación y estará colocada en diagonal respecto a la puerta, no de frente. Se debe evitar que esté debajo de una ventana o de un depósito de agua. Olvídate de la televisión o del móvil en el dormitorio.

feng-shui-3

FUENTE

La sala de estar es el corazón de la casa. Lo ideal es colocar los sofás sin enfrentar, haciendo ángulos de 90º que hagan que la comunicación fluya. Aquí también prestaremos atención a la luz, eliminando los rincones oscuros.

En el comedor, la mesa ideal es redonda, que no establezca jerarquías, y debe haber más sillas que integrantes de la casa: significa que estamos abiertos a visitas. La iluminación debe favorecer el encuentro.

La cocina es símbolo de prosperidad y es neutralizadora de energía negativa. Como símbolo de prosperidad y salud, es importante el orden. También debemos tener en cuenta que la cercanía de elementos como el agua y el fuego puede ser perjudicial, por lo que intentaremos que estén lo más alejados posible.

El cuarto de baño es una zona de escape del chi, por lo que debemos mantener todas las puertas cerradas, y procurar que esté ordenado. Debe estar lejos de la cocina y es mejor que no se vea desde la puerta de entrada.

feng-shui-4

FUENTE

Hay quien considera el feng shui una pseudo ciencia, pero es cierto que muchas de estas pautas se han adoptado en el interiorismo occidental. Nuestros especialistas en interiorismo te pueden ayudar a encontrar las mejores soluciones para llevar a cabo un proyecto que siga estas pautas.

¿Creéis que es importante seguir estos consejos para que reine la armonía en vuestro hogar? ¿Cuáles son vuestros trucos para conseguir un espacio armónico?

 

 

 

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked