Hoy os queremos mostrar cómo la iluminación es la clave para la construcción de los espacios. La luz es vida y nos ayuda a disfrutar de los espacios, por eso siempre ponemos un cuidado especial a la hora de crear un ambiente en el que habitar sea una experiencia vital lo más completa posible. La lámpara Behive

Concebir y construir un espacio para habitar supone todo un reto. Todos los elementos deben formar un conjunto coherente, a la vez práctico y en este proceso no debemos olvidar la importancia del diseño. Funcionalidad y estética deben ir de la mano para crear un espacio en el que la vida se desarrolle de acuerdo a nuestras necesidades. La elegancia y la sofisticación suelen ser las premisas en nuestros proyectos. Un buen ejemplo es este proyecto de vivienda particular en Olías del Rey (Toledo) en el que hemos contado con una pieza de Foscarini, nuestro partner de lujo en iluminación.

Cuando contamos con la presencia de las piezas de Foscarini lo hacemos porque sabemos que diseño y tecnología son esenciales a la hora de diseñar la iluminación. Un elemento muchas veces discreto pero fundamental para crear espacios habitables, cálidos y funcionales. Sin olvidar la importancia de la iluminación natural como protagonista de nuestra vida diaria, también es fundamental en todos los proyectos la presencia de fuentes de luz artificiales que complementen y pongan un sello de estilo a las estancias.

Lámparas que funcionan como esculturas

Una lámpara no es solamente un objeto decorativo. En su diseño debemos tener en cuenta numerosos detalles en el diseño y no olvidarnos de la investigación y la tecnología, que nos ofrecen nuevas e inimaginables posibilidades. Una lámpara funciona como un elemento decorativo y más allá de eso, sus formas y la luz que proyectan resaltan o matizan colores, construyen los espacios y la vida dentro de ellos.

La lámpara Behive

La lámpara Behive de Foscarini es un diseño de Werner Aisslinger, un diseñador y arquitecto que ha colaborado con firmas de la talla de Vitra, Zanotta o Cappellini. Behive, una pieza creada para Foscarini es una lámpara de forma fluida y sólida a la vez, inspirada en una colmena. Geometría y tecnología se unen para crear un elemento lleno de fisuras en el que la luz llena el espacio con un efecto múltiple y fascinante: luz difusa y proyectada hacia arriba y hacia abajo. Dos variantes que se complementan a la perfección.

De formas aparentemente elementales, Behive consta de seis secciones distintas unidas por finas líneas de conexión que ocultan la fuente de luz para crear una escultura luminosa, en la que no solamente participa la estructura de la lámpara, sino también lo que no se ve y lo que ésta proyecta. Una presencia escénica única de luz blanca y semidifusa.

Foscarini es uno de esos partners en los que confiamos ciegamente, valga la paradoja, a la hora de elegir una de sus piezas para la iluminación. Tradición, diseño, innovación, tecnología y acabados perfectos son solamente algunos de los motivos por los que contar con ellos. La luz es un lenguaje internacional que esta casa italiana domina a la perfección, y por eso una de sus piezas siempre es un acierto.

Visita nuestro showroom para conocer más de cerca a esta firma y las numerosas posibilidades que ofrece. Nosotros estaremos allí deseando ayudarte en tu proyecto, cualquiera que sea la fase en la que se encuentre.

 

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked