La lámpara de araña o chandelier es un objeto que con su sola presencia puede llegar a definir un espacio. Ya sea en su versión más clásica o en sus numerosas reinterpretaciones modernas, es un icono del glamour y del nuevo barroquismo en interiores.

Jean-Pol GRANDMONT - Fotografía propia

La lámpara de araña es la evolución de los sistemas de iluminación de las iglesias medievales, que utilizaban los brazos cruzados de madera con candiles (chandelles en francés) en sus extremos con el fin de alumbrar de manera más eficiente los espacios grandes, como eran las grandes catedrales que se empezaron a construir.

Mas tarde, en los siglos XVII y XVIII este modelo entra en las casas de la nobleza como símbolo de opulencia. A esto debemos añadir la introducción de las técnicas de soplado y modelado de cristal, que terminan de configurar el aspecto de lo que hoy entendemos por una lámpara de araña: una lámpara de varios brazos y piezas colgantes de cristal. Es entonces cuando se pusieron de moda en toda Europa y empiezan a diseñarse fastuosos modelos, según un nuevo concepto de confort interior basado en la riqueza ornamental y lumínica.

Una lámpara de este tipo no podía faltar en ningún palacio real o de la nobleza, y más adelante, con el auge de la burguesía en el siglo XIX, también se encontraban en sus hogares.

Puedes encontrar interesantes modelos originales en los mercados de antigüedades, se suelen vender con certificados de autenticidad. Estos modelos funcionan bien en espacios grandes con techos altos. Es importante tener en cuenta el mantenimiento, ya que las lámparas de araña clásicas deben estar bien limpias para que sus prismas de cristal reflejen bien la luz y nos ofrezcan miles de bonitos reflejos facetados.

Este modelo de lámpara ha sido mil veces reinterpretado y rediseñado para adaptarlo a las viviendas de hoy en día. Puedes encontrar modelos en todo tipo de materiales, diseños mas modernos o reinterpretaciones irónicas en plásticos multicolores. Hay para todos los gustos.

 

También hay casas que las fabrican bajo pedido siguiendo la técnica tradicional de soplado de vidrio. Son muy apreciadas las lámparas de cristal de Murano o las de Baccara. En España la Real Fábrica de Cristales de La Granja es conocida en todo el mundo por la calidad de sus cristales y su especial técnica.

Atrévete a colocar un chandelier en lugares insospechados como el cuarto de baño, o encima de la mesa del comedor para iluminar tus veladas mas agradables. Una lámpara de araña puede complementar un espacio de decoración clásica o presentar un interesante contrapunto en un interior industrial, crear un ambiente romántico o iluminar espacios insospechados de tu casa. Sea como sea, un chandelier siempre marcará un punto enfático dondequiera que se coloque.

Nuestros interioristas te pueden aconsejar sobre cómo elegir la lámpara de araña perfecta y cómo combinar este icono de la decoración para conseguir el ambiente exclusivo que estás buscando.

¿Cuál es tu araña perfecta? ¿Una pieza vintage o una colorida reinterpretación? Para gustos hay colores, y en este caso nunca mejor dicho.

 

 

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked