De inspiración clásica y un irónico acabado con reminiscencias pop, la lámpara Bourgie es ya todo un icono de la decoración. Un diseño que fusiona innovación y clasicismo con un toque de sofisticada elegancia. Tradición, innovación, transparencia e ironía: imprescindible para una estancia con personalidad.

lampara-bourgieKartell

Diseñada en 2003 por Ferruccio Laviani para la casa Kartell en Italia, la lámpara Bourgie es una revisión de las lámparas de mesa barroca. Su característica más revolucionaria es el material: el policarbonato, que le da un efecto plisé a la pantalla además de esa especial traslucidez que arroja miles de sombras coloreadas, y contrasta con la base creada a partir de volutas de estilo barroco que le aportan un aspecto de rico cristal. Gracias a un sistema especial de ensamblaje la lámpara se puede ajustar a diferentes alturas entre los 68 y los 78 centímetros y se puede usar como lámpara de mesa o de suelo.

Kartell es una empresa fundada en Milán en 1949 por Giulio Castelli con la intención de “producir objetos que tuvieran características innovadoras, entendidas como aplicaciones de nuevas tecnologías de producción destinadas a la economía del material y a la eficacia del proceso”, según decía su propio creador. La reputación de la casa Kartell pasa por la investigación en los procesos estéticos y productivos relacionados con el diseño industrial. Lleva desde entonces creando objetos que forman parte del paisaje cotidiano, aunando creatividad, tecnología, glamour y funcionalidad.

Ferruccio Laviani forma parte del movimiento Memphis de diseñadores creado en 1980 por un colectivo de jóvenes arquitectos y diseñadores de muebles que se rebelaron contra los estrictos principios del diseño entonces imperantes que priorizaban ante todo la utilidad de los objetos. Su lámpara de volutas barrocas se convirtió rápidamente en un icono no solo para Kartell, sino también de los principios de este movimiento que revolucionó la lógica creativa y comercial del mundo del diseño.

El propio nombre de la lámpara es ya una referencia irónica a la burguesía, la caprichosa y excéntrica bourgeoisie francesa del barroco. La pieza no es solo un objeto de decoración, se trata de una escultura que encierra toda una historia de las artes decorativas.

Con motivo del décimo aniversario de este superventas de la casa, Kartell pidió a 14 diseñadores de la talla de Philippe Starck o el estudio japonés Nendo una nueva interpretación de la lámpara con sorprendentes resultados jugando con su transparencia o su funcionalidad de una manera muy ingeniosa.

icono-lampara-bourgieLa interpretación de Front Design

Como lámpara de sobremesa o de pie, la Bourgie encaja perfectamente en un ambiente de inspiración barroca con elementos de sofisticado lujo. Para ello es también interesante la elección del color, ya que, originariamente era transparente, negra, dorada o plateada, pero luego se ha reeditado en numerosos colores, por lo que también se puede jugar con este factor para lograr un resultado colorista.

reinterpretacion-lampara-bourgieKartell

Una estancia de estilo minimalista encuentra un contrapunto original con la instalación de una Bourgie ya sea en un color sobrio o en una combinación. Solamente las volutas ya rompen la rectitud de las líneas minimalistas con un efecto muy interesante.

Transparente, dorada o multicolor, añade un sofisticado toque a cualquier estancia. Siempre puedes dejarte asesorar por un profesional interiorista que garantice un proyecto coherente y original; ponte en nuestras manos para integrar este icono de la decoración en tu espacio personal. Además, en GM somos distribuidores exclusivos de la marca Kartell, marca con la que Ferruccio Laviani originó esta icónica lámpara.

Solamente nos queda preguntaros a los lectores, ¿cuál sería vuestro emplazamiento perfecto de vuestra Bourgie y en qué color la elegiríais?

 

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked