El cine nos cuenta historias fabulosas, nos muestra otras vidas, nos trae paisajes increíbles, y también magníficos interiores. Cuidadosamente elegidos o construidos por profesionales de la escenografía, los escenarios en los que suceden las películas tienen un papel muy importante en la historia que se cuenta. Son claves para crear un determinado ambiente, fundamental por ejemplo en las películas de Hitchcock, y muchas veces son cruciales a la hora de construir al personaje, como vemos con Almodóvar.

Un interior nos cuenta cómo vive el protagonista, aporta calidad estética a la película y posibilita lo más importante, que pasen cosas, que se desarrolle el guión.

Aquí van 7 interiores de cine que nos cuentan mucho de arquitectura y diseño interior (y siete sugerencias cinematográficas para ver en una tarde de otoño).

3 … y ¡acción!

Con la muerte en los talones (1959)conla-muerte

Esta ha sido considerada una de las mejores casas de la historia del cine. Inspirada en un diseño de Frank Lloyd Wright, y con una decoración que creó tendencia en la época. El mobiliario es de estilo escandinavo, y el arte chino y precolombino ocupan un lugar importante en la acción de la película.

Desayuno con diamantes (1961)desayuno

El sofá bañera del apartamento neoyorkino de esta deliciosa Audrey Herpburn es uno de esos originales detalles que no podemos pasar por alto. Por otro lado, el resto de elementos de este apartamento es absolutamente actual.

La naranja mecánica (1971)la-naranja

Kubrick es otro grande del interiorismo de película. A pesar del violento argumento de este film, encontramos una interesante escenografía pop que ha captado a la perfección el espíritu vanguardista de los años 70. Se trata de todo un manifiesto político, pero también sumamente estético.

Annie Hall (1977)anniehall

Viajamos al Nueva York de Woody Allen, ese que nos cuenta mejor que nadie cómo viven y cómo decoran sus casas los neoyorquinos. Cualquier película de Woody Allen es un referente a la hora de recrear el estilo neoyorkino en interiores: sencillo y a la vez sofisticado.

Todo sobre mi madre (1999)madre

No podía faltar una película de Almodóvar y su particular universo estético. También Kika, Volver o Julieta, nos muestran increíbles y coloridas estancias. Seguro que todos os habéis fijado en sus originales interiores con papeles pintados con estampados geométricos. Sin duda los apartamentos de las películas de Almodóvar son un referente de un estilo de interiorismo muy particular.

Amélie (2001)amelie

Con su estética naif, en la casa de Amélie todo parece salido de un cuento. Muebles vintage de los sesenta y los setenta y papeles pintados que han marcado toda una tendencia decorativa, al igual que su peinado.

Gran Hotel Budapest (2014)granhotel

Mucho se habla de las paletas de colores que usa Wes Anderson en sus películas, y la importancia que éstas juegan en ellas, pero también el interiorismo es un personaje principal de sus películas. Este hotel europeo de entreguerras con sus muebles vintage con reminiscencias del modernismo europeo es una delicia para nuestros ojos y nos habla de la importancia de la elección de una paleta de colores para crear un ambiente coherente.

Estos títulos pueden servir para inspirarnos a la hora de buscar un estilo decorativo o simplemente un detalle para nuestros hogares. Aunque en muchas ocasiones nos puedan parecer imposibles, podemos ver cómo funcionan y cómo reflejan la personalidad de protagonistas, nos cuentan una historia a través de los muebles, cuadros o fotos, en este caso la nuestra. Puedes contar con nuestros especialistas en interiorismo para asesorarte sobre cómo recrear un ambiente de película en tu casa.

¿Qué película echáis de menos en esta selección? ¿Qué interior de cine os gustaría recrear en vuestro hogar?

 

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked