Ahora que empieza el nuevo curso escolar tal vez sea un buen momento para plantear una zona de estudio para tus hijos. Os vamos a proponer algunas ideas y consejos útiles y originales para conseguir un espacio en el que los más pequeños de la casa hagan sus deberes y lo más importante, que los hagan con ganas y aprendan.

Escoger el mejor espacio

Para configurar la zona de estudio hay que tener en cuenta varios factores. Empezaremos por escoger un espacio tranquilo en el que se favorezca la concentración del niño. Normalmente la zona de estudio se coloca en su habitación, donde tiene su pequeño mundo, y por tanto está lleno de distracciones. Esto no quiere decir que no sea una buena idea establecer la zona de estudio en su habitación, pero también puede funcionar el que su zona de estudio esté en una habitación común de la casa, donde poner en común el trabajo que está haciendo con sus padres o hermanos y, a la vez, no asociar el hacer los deberes a una obligación que ha de tener lugar en la soledad de su cuarto. Es importante que sea un espacio diferenciado de la zona de esparcimiento pero que, a la vez, le permita usar su creatividad ¿Por qué no crear una zona común donde los papás y los niños hagan juntos sus proyectos?

zonas-de-estudio-y-creatividad

Fuente

La luz

Otro factor fundamental es la luz. Debemos tener en cuenta que el aprovechamiento de la luz natural es muy importante para cuidar la vista de los pequeños y resulta determinante para una zona de estudio en la que nuestros hijos pasarán mucho tiempo y no conviene que fuercen la vista. Aquí habremos de añadir un punto de luz artificial como apoyo, que será un elemento decorativo importante con el que se puede jugar para rematar un estilo decorativo con un toque original.

la-luz-en-las-zonas-de-estudio

Fuente

Funcionalidad y ergonomía

Debemos tener en cuenta que estamos configurando un espacio dedicado al estudio, para lo que necesitamos tres elementos fundamentales: una silla, una mesa y una estantería.

Es importante una silla que mantenga la espalda recta y que la mesa quede a la altura del pecho y permita desplegar los materiales cómodamente. Podemos servirnos de un tablero con caballetes regulables, siempre es una opción que ofrece numerosas soluciones: desde un acabado más minimalista a un aspecto industrial o más vintage.

La estantería será también un elemento importante para el acabado del conjunto. Para ahorrar espacio podemos colocarla encima de la mesa, o utilizar cajas pegadas a la pared, que le darán un toque desenfadado al espacio. También podemos usar los caballetes para colocar libros.

espacios-de-estudio

Fuente

Los detalles: que sean útiles y decorativos

Es importante no sobrecargar esta zona con demasiados elementos superfluos que distraigan. Los detalles decorativos deben tener una utilidad, como por ejemplo un tablero para colgar recordatorios, o un atril para sujetar los libros a la altura de la vista. Ya hemos hablado de la lámpara de sobremesa que aportará también un toque especial al conjunto.

Es tendencia el uso de papeles pintados como detalle que aporta calidez a estos espacios.

Déjate asesorar por uno de nuestros especialistas para encontrar las mejores soluciones de optimización del espacio, así como para dar con el concepto deseado. El espacio para el estudio de vuestros hijos no es un tema sin importancia.

Ahora os toca a los padres poneros a hacer los deberes: ¿qué soluciones habéis encontrado para la zona de estudios de vuestros hijos? ¿Podéis aportar algunos tips útiles?

 

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked