El papel pintado ha vuelto a las casas más estilosas y parece ser que lo ha hecho para quedarse. Si bien hace unos años fue el gran desterrado del interiorismo, desde un tiempo a esta parte, el papel pintado se ha rescatado y cada vez lo vemos en más lugares y con propuestas muy originales. Empapelar vuelve a ser una posibilidad que aumenta el abanico a infinitas posibilidades en tu proyecto de interiorismo.

Foto: Propuesta de Cordone #wallpaperisthenewblack

En una pared o en todas, en la sala de estar o en el pasillo, en la cocina o incluso en el baño, el papel se ha convertido en una de las claves para vestir las paredes con estilo. No hay límites, ya sean estampados geométricos, florales, de animales, el papel pintado ha venido para inundar tu casa de estampados y de texturas. Un revestimiento bien elegido y bien aplicado se convierte en todo un statement.

Foto: Pieza de nuestro showroom

El empapelado no tiene por qué limitarse a las paredes, también puede revestir muebles, forrar cajones e incluso aplicarse en el techo. Las opciones siguen creciendo. La entrada de este invitado tan especial en cualquier proyecto de interiorismo es una excusa perfecta para poner la creatividad a funcionar. La posibilidad es muy apetecible y los resultados siempre sorprenden y enamoran.

Foto: Propuesta de Armani Casa

El papel pintado comenzó a llegar a Europa en el siglo XVII con los comerciantes que venían de Oriente y pronto se empezó a generalizar su uso en las casas más lujosas. La Revolución Industrial trajo consigo el abaratamiento de la producción y el papel pintado comenzó a revestir muchos más hogares.  En el siglo XX los estampados florales y geométricos han sido los reyes, y hoy en día podemos encontrar todo tipo de propuestas y posibilidades.

Foto: Casadeco

El éxito de este tipo de revestimiento se explica por su fácil aplicación y por sus sorprendentes acabados. Empapelar las paredes se ha convertido en una manera de decoración que personaliza y aporta mucho significado a los espacios: produce interesantes efectos ópticos, agranda espacios, alegra rincones o marca zonas específicas: el comedor, una zona de estudio, etc. El límite es la imaginación. Los colores planos funcionan muy bien en estancias que no sean muy grandes, pero en ocasiones los estampados, las rayas o las texturas pueden complementar a la perfección una estancia y conseguirás un ambiente difícil de lograr con la pintura.

Foto: Proyecto de GM

Para elegir la mejor opción para tu proyecto puedes contar con nuestros interioristas que te pueden proporcionar soluciones para sacar el mayor partido a un espacio. No todos los papeles son iguales. En GM trabajamos con los mejores fabricantes de papel pintado, lo que supone buenos acabados y durabilidad, sin olvidarnos de estampados llenos de estilo que aporten un significado especial a cada rincón de la casa.

Foto: Pieza de nuestro showroom

Si estás buscando ideas o nuevos estampados, puedes visitar nuestro showroom en el que hemos preparado algunos ambientes pensando en inspirar proyectos y en crear espacios solamente para tí. ¡Cuéntanos tu idea!

 

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked