Una casa con niños no tiene por qué ser sinónimo de caos. Es importante adaptar tu casa a las necesidades de los más pequeños, no solo en su habitación, y tener en cuenta de qué se trata el juego.

Fuente

Los niños le dan una nueva vida a la casa, y debemos estar a la altura de las circunstancias. De repente necesitamos muchas más cosas y mas muebles, y por lo tanto nuevos armarios, cajones, etc. Combinar una casa que satisfaga las necesidades de grandes y pequeños es más fácil de lo que parece. Vivir con niños no significa renunciar al estilo. Tengamos en cuenta con quién estamos tratando y construyamos a partir de ahí.

En primer lugar es importante tener en cuenta que el espacio de los niños no se limita a su habitación.

La habitación es el lugar en el que descansan y debe estar orientado a esa función principal. Si el cuarto es también el lugar de juegos, puede ser que no sepan distinguir estas dos funciones y a veces no quieran ir a dormir. Si bien es importante que los niños tengan su propio espacio de independencia, también lo es compartir tiempo con ellos y hacer vida en común.

Fuente

Si se le va a dedicar un espacio a los niños en la sala de estar, es importante pensar en un lugar en el que recoger los juguetes y que la sala quede ordenada cuando no estén jugando. Esto también les ayudará a ser ordenados y a ocuparse de sus juguetes. La sala de estar también es tu espacio, por lo que deberemos proyectar teniendo en cuenta que también tienen que poder vivir los adultos.

Los muebles multifunción y todoterreno estarán a la orden del día. La casa es un lugar para compartir, espacio, tiempo y experiencias y debe adaptarse a las necesidades de todos.

Fuente

Deberemos encontrar un equilibrio entre un espacio al gusto de los más pequeños, un espacio a nuestro gusto y la seguridad. No olvidemos que la imaginación de los niños es infinita y podemos encontrar alguna intervención sorpresa en algún mueble al que teníamos cariño, por lo que proteger sofás con tapicerías lavables o mesas con manteles es una buena idea. En estas aplicaciones provisionales sí podemos hacer caso al gusto de los niños, y podemos también llegar a un acuerdo con ellos.

A veces puede ser necesario prescindir de algunos elementos u objetos por que sean frágiles, o bien porque no les demos mucho uso y así se permite un espacio de juegos mayor.

Fuente

La vida cotidiana hoy en día tiende a compartir espacio y tiempo con los niños y darles autonomía a la vez, por lo que viene bien hacer algún guiño a los más pequeños, como poner un perchero a su altura para que se encarguen ellos mismos de colgar sus abrigos al llegar a casa, o dejar libros y juguetes a su alcance, para que puedan cogerlos y volverlos a dejar en su sitio de manera independiente. A los mas pequeños les gustará notar que se les tiene en cuenta a la hora de organizar la casa.

Fuente

 Pedirle consejo a los más pequeños de la casa siempre es una buena idea, pero para tener unos resultados profesionales y conseguir una casa con estilo y a la vez adaptada a los más pequeños, también te puedes apoyar en la experiencia de nuestros interioristas, que te ofrecerán las mejores soluciones a la hora de proyectar una vivienda en la que vivan niños.

contacta GM

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked